Domingo, por la noche,
llueve,
pienso que soy feliz.
Lo estoy, quizás sean las cervezas, las buenas compañías.
Las nuevas, las que nunca se van y perduran en el tiempo.
Pero siempre llega la noche,
se va la luz y se acaba recordando lo perdido.
bicis
bosques
paseos
semáforos
besos

Cuando quieres pensar que un desamor se quedara como inspiración, pero el daño la supera y se acaba.
Y no sueñas,
no lees,
no escribes,
Incluso piensas menos.
Cuando tu corazón late, muy rápido y te preguntas porqué,
si ya no lees a salinas,
ni oyes sus palabras,
si no cantas sabina al salir de la ducha,

si no escuchas la risa de tu mejor amiga,                                                        

Si Alex no canta de fondo cada noche.

¿y por que? Porque late tan fuerte,
si llueve y ya no estas.
Si no hay nadie y estoy sola.
Y porque tiemblo si no me tocas.
Seré yo.
La única causante de mis sentimientos.

Por fin,

que llueva los domingos,
que se brinde con cerveza,
por los que no están , sin ninguna pena, por los que llegan, con emoción
y por los de siempre, con cariño y esperanza.
Y por mi misma, coño, que por primera vez, soy la  que me hago sentir,
y sin ningún miedo,
que llueva los domingos.

image

Anuncios

Un comentario en “

  1. Precioso. Plasmas mucho sentimiento. Veo que llevas poco con este blog, te animo que no lo dejes, yo llevo seis años con el mío, es una pasada compartir con los demás todo lo que te apasiona. No dejaré de pasarme por aquí. Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s